Slide

El canal de Televenta que la gente usa, porque te engaña pero no abusa…

Bienvenidos a nuestro canal online, donde encontrarás las mejores gangas porque somos los mejores vendedores del mercado. Vendemos carne que huele que alimenta y que entra por el ojo antes que por la boca. Y también libros de recetas que quedarán deluxe en vuestras bibliotecas. Y es que nuestros productos proceden de animales criados a mimo, con música clásica en sus desayunos, pedicuras semanales y menús antiflatulencias sobre manteles de seda.

Descubre una pieza de chuletón única, procedente de un animal mantenido a cuerpo de rey, despertándose con música clásica de fondo, con su visita al spa semanal y la partidita de Muuuuuus con sus colegas a diario. Con un mimo así, nada puede saber malo.

Con «La Biblia del lechazo» descubrirás uno de los grandes misterios de la humanidad, que es cómo cocinar un buen lechazo. Una vez que lo hayas conseguido leer, el lechazo ya será oveja y estará estudiando Bachillerato, pero serás capaz de dominar el complicado arte de cocinar este suculento manjar.

Aquí tienes el mejor solomillo para estas Navidades. Procede de un animal que ha disfrutado de las mejores comodidades, desde granja privada hasta Universidad de pago. Todo esto bajo una estricta dieta que anulaba cualquier flatulencia y con manicura francesa semanal para mimar sus pezuñas.

DÉJATE DE CHORRADAS Y DESCUBRE LO BUENO DE VERDAD

Para que una auténtica chuleta de vaca vieja triunfe lo que hace falta es que el animal se haya alimentado con los mejores pastos, que el despiece lo haya realizado un profesional y que el grado de infiltración y maduración sea el idóneo. El resto son chorradas.
Para comer un buen lechazo no hay que volverse locos. Basta con un horno, una buena bandeja, agua y un par de horas. El lechazo de Castilla y León te garantiza un sabor único, que va de lujo para pegarte un homenaje en toda regla estas Navidades.
Un buen solomillo no tiene secretos. Lo único que hace falta es que el animal haya recibido una buena alimentación y que lo haya trabajado un carnicero profesional. Porque su sabor es infalible y su elaboración es súper sencilla. El resto son tonterías.
Menú